Mi interpretación de uno de los principales temas de conflicto del cristianismo a lo largo de la historia, la trinidad.

El concepto de las tres fuerzas espirituales aparece en muchas tradiciones culturales, otro ejemplo de este simbolismo sería la Trimurti del hinduismo, con sus deidades Brahma, Visnú y Shiva.

Algo que suele suceder es que estas tríadas están representadas por tres fuerzas masculinas o neutras.

Estamos en una época en la que se está integrando cada vez más la importancia de lo femenino y esto es algo que quería mostrar incorporando en mi obra la representación de la luna.

El ojo representa a Dios, las tres estrellas fugaces a Cristo, a la derecha del padre (dibujar a Cristo tres veces es uno de los recursos principales en sus representaciones artísticas a lo largo la historia), las alas de paloma al espíritu santo, aceptado como un ser independiente o una fuerza de Dios dependiendo de la rama del cristianismo, por último estaría la luna, mi incorporación femenina.

El empoderamiento de lo femenino empezó a emerger de forma tímida en el cristianismo con el reconocimiento de María, pero aún se tiene que desarrollar más allá del concepto madre y todavía no guarda la misma importancia que las principales figuras.

Creo que se necesita un cambio que represente el avance de la psique occidental al respecto.

Mi imagen es, en cierta manera, un tres que es cuatro o un tres que está feminizando una de sus fuerzas principales, integrando lo femenino en la trinidad principal y dándole un puesto más preponderante a la mujer.

 

♀️

 

Me gustaría aclarar que cuando hablo de estos conceptos, hablo de mi interpretación del simbolismo en las diferente tradiciones culturales, no de mis ideas concretas o creencia espirituales.